Cuidado Oral

El objetivo de una buena higiene bucal es eliminar la placa dentobacteriana y sus efectos nocivos sobre dientes y encías.

 

Las principales pautas que se deben seguir son:

 

  • Limpiar los dientes a diario.
  • El cepillado de los dientes se realiza para eliminar los restos que quedan después de consumir los alimentos, pero sobre todo para deshacerse de la placa dentobacteriana.  Debe realizarse al menos tres veces al día y puede requerir entre tres y cuatro minutos.

 

La técnica de cepillado recomendable es aquella que permite la eliminación de la placa dentobacteriana de una forma cómoda, en un tiempo adecuado y sin causar ningún tipo de lesión en los tejidos.